Todos los presidentes que han pasado por Palacio de Gobierno en los últimos 20 años están salpicados por la corrupción y el manejo turbio del tesoro público. Hoy, doscientos años después de la proclamación de la independencia del Perú, tenemos la importante decisión de escoger al candidato idóneo para que guíe el inicio del bicentenario en nuestro país.

Cómo votar correctamente en estas elecciones generales es una duda que la mayoría de la población aún tiene. El 80% ni siquiera tiene definido su voto. Y aunque sea una cifra que sorprende, -considerando que en elecciones pasadas el apoyo a ciertos candidatos políticos era constante y considerable- la indecisión de los electores es lógica.

Han sido largos años de promesas incumplidas, campañas populistas y ventilación de casos de corrupción. No necesitamos más de eso. Entonces, ¿ qué es lo que necesitamos? ¿ cuál sería el presidente ideal para el Perú? Lo primero a considerar sobre nuestro futuro mandatario es su honestidad y honradez. Sí, honestidad como primera opción. El pedido popular por un país libre de corrupción es más que evidente. Urge un presidente con altos valores éticos para guiar a un país en busca de integridad.

Asimismo, la formación académica y experiencia son cualidades imprescindibles que el futuro Presidente de la República del Perú debe tener.  Con la debida experiencia en gestión pública y una sólida preparación profesional, evitaremos que el país caiga en manos de la improvisación. Sin embargo, debemos tener cuidado. Los  títulos y largos años de trayectoria son importantes, pero no lo son todo. Nuestro país también requiere de un verdadero líder.

El futuro presidente del Perú de tener la capacidad de tomar decisiones acertadas y oportunas para dirigir al país junto a su equipo de gobierno. Solo así podrán alcanzar las propuestas que ahora plantean. Finalmente, el candidato presidencial idóneo debe ser un demócrata a carta cabal. De esta manera, se podrá garantizar la protección de los derechos humanos y la libertad de expresión.

Y así como es importante elegir bien a un candidato presidencial, también lo es elegir a los candidatos que postulas al Congreso. Estos serán los que ayudarán al futuro presidente a llevar a cabo todos los proyectos planeados. Por lo tanto, las cualidades que estos deben de tener, son prácticamente los mismos.

Ahora, con respecto a las propuestas de los actuales candidatos sobre temas en controversia, como el aborto o la eutanasia, debemos ser más cuidadosos. Analizar si sus propuestas son viables y coherentes. Dejar el individualismo y las creencias religiosas para considerar la mejor opción para todos los ciudadanos de este país, es clave. Y sobre todo, investigar a profundidad sobre lo que proponen los partidos políticos.

La legalización del aborto, por ejemplo, no es estar a favor o no del acto de abortar. Este proyecto de ley busca preservar la vida de la mujer mediante un proceso seguro y legal. Los abortos ocurren en todo el mundo, todos los días. Y lamentablemente, al ser ilegales en tantas naciones, miles de mujeres han muerto al realizar estos procesos clandestinamente. Sin embargo, la tergiversación de este proyecto de ley, no deja que avance.

Por otro lado, tenemos también a la polémica “ideología de género”, que solo busca el beneficio de la igualdad entre seres humanos sin importar su sexo. Sin embargo, una vez más, un grupo de personas se han encargado de desinformar al  hacerla ver como una ideología que busca la “hipersexualización” de los niños a una temprana edad. Además de asegurar que este enfoque, podría llevar a una eventual adopción de “una vida homosexual”, dándole un tono negativo a esta.

El enfoque de género puede ayudar a construir un lugar seguro para todos los estudiantes, sin discriminación de ninguna clase, para que ellos, además de las capacidades cognitivas, desarrollen habilidades socio-emocionales que les permitan construir relaciones pacíficas y armoniosas a su alrededor. Por ello, es importante informarse. Así, podremos valorar de manera adecuada las propuestas vigentes.

Por eso, en No Reactivo nos comprometemos con todos ustedes para brindad información de manera veraz y objetiva. Buscamos lo mejor para el país y queremos alcanzarlo de la mano contigo. Sigue informándote, investigando y analizando las opciones para llegar a un voto informado y adecuado. No bajes la guardia, mucho menos ahora, con la llegada de un bicentenario indefinido.