Casi medio centenar de accidentes se registraron la noche el 01 de enero del 2021. Pese a las recurrentes campañas de concientización sobre el uso de la pirotecnia, brindadas por del Estado Peruano, junto con la Policía Nacional del Perú y el Cuerpo de Bomberos, el cielo se vio iluminado una vez más. Lamentablemente, la ciudadanía no entendió nada.

¿Qué pasó?, diversas compañías lanzaron campañas contra el uso de pirotecnia por innumerables razones. El estado creó una plataforma de denuncias, para evitar la compra y venta de pirotécnicos. Mediante el correo denuncias.gfc@munlima.gob.pe, Los ciudadanos podían informar sobre la comercialización y /o almacenamiento de artefactos pirotécnicos. Sin embargo, esto no cambió nada.

Eran 12:10, aproximadamente, desde mi hogar en Breña, pude ver el cielo iluminado. En casa tengo una mascota ya anciana, el cuál temblaba desde que inició el primer estruendo del cohete. Los fuegos artificiales pueden emitir sonidos hasta de 190 decibelos; en un oído animal, sufre un gran daño auditivo. El MDS Animal Health, brindó alternativas para evitar el estrés en perro y gatos en momentos como estos.

¿Por qué tenemos que cuidar a nuestras mascotas, de cosas que nosotros mismos provocamos? ¿Cómo sería si nosotros fuéramos esos animales? ¿Se imaginan el dolor que podríamos sentir en los oídos, hasta el punto que se estremezca nuestro cuerpo?

El año pasado fue un año atípico, lleno de cambios, reflexiones, inestabilidad, etc. Pensé en una concientización en la mentalidad de la gente. Ocurrieron tantos sucesos que mostraron una cultura de empatía en los ciudadanos nunca antes vista. Pero los peruanos olvidamos rápido.

Imagina un año nuevo en familia, una bonita comida, todos arreglados celebrando, y comienzan las convulsiones, autolesiones y pérdida de la noción del tiempo, ¿creen que este es un plan ideal para el inicio o cierre del año?

Según la OMS, así son las fiestas para 1 de cada 160 niños que sufren del espectro autista y para sus familiares. Sabemos que les afecta, pero, aun así, la falta de empatía sigue primando.

¿Qué debemos esperar?, ¿Que a alguna persona o ser querido le pase algo similar? Solamente el año pasado, 50 niños quemados o víctimas de fuegos artificiales, siguen recuperándose en el Hospital del Niño. ¿Aún les parece bonito ver cohetes en el cielo?

Cada año se registran cantidades de incendios en estas fechas. El comandante de CGBVP, Mario Casaretto, estuvo en un incendio de magnitud 3. “Cuando estaba dirigiendo el incendio, vi a mi costado restos de cohetes. Estos regresan con una pequeña chispa de luz. Esto es lo que provoca los incendios”.

Cuando hablé con Casaretto, pude sentir su frustración al emitir esta frase. Me comentó sobre el arduo trabajo de todas las autoridades para evitar o erradicar el de pirotecnia en el Perú, pero aún así, no entendemos.

Repito nuevamente. No entendemos. ¿qué estamos esperando los peruanos?, ¿quisieras que tu familiar sea el próximo herido?, ¿te gustaría ver cómo tu casa se consume en llamas?, ¿quisieras que tu mascota muera en tus brazos al sentir la desesperación y el miedo provocado por fuegos artificiales?

Aún tengo esperanza, como muchos dicen, esta nunca muere. Espero logremos ser más empáticos, espero entendamos los riesgos que podemos correr solo por encender un artefacto que genera nada más que contaminación. Espero logremos un próximo Año Nuevo, sin pirotecnia.